viernes, 22 de julio de 2016

Meh...

Hoy no me bastan las palabras, así que les resumo mi día con este tema y la siguiente frase "No se si la vida me sonríe o simplemente, se ríe de mi"...

viernes, 1 de julio de 2016

Lo mejor que me pasó

A medida que uno va creciendo, se topa con distintas personas y tema va, tema viene siempre salta el tema familia. Para quienes no saben, crecí como tantos otros con padres separados y como la mayoría de las veces, no fue en los mejores términos. Al principio no fue fácil, pero con el correr del tiempo me di cuenta hay gente que le resta importancia, como si fuese lo más normal. Por otra parte, hay gente que lo ve como el fin del mundo y tienden a victimizarte. Cabe destacar que hablo desde mi experiencia, no se si es así en general...
A ver, antes que nada, no creo que haya una reacción "correcta". No mi idea, ni la del post, tratar ese tema. Sino mostrar que tras una década (y algo más) llegue a la siguiente conclusión: es lo mejor que me pasó en la vida.
Muchos me tildan de loca cada vez que lo digo y francamente, suena disparatado. Pero, si ninguno era feliz, discutían cada vez peor ¿no fue la mejor decisión?. Si eso les sirvió para rehacer su vida y no volver a cometer los mismos errores ¿no fue la mejor decisión?. Si gracias a eso tuve un bombón de hermano y una hermanita preciosa ¿no fue la mejor decisión?. Y sobretodo, si aprendimos tantos ellos, como yo de esa experiencia ¿no fue la mejor decisión?. Mi viejo siempre me dijo "tomanos a tu madre y a mi como el ejemplo a no seguir. No seas boluda y aprende de nuestros errores". Lo dejo a su criterio, si es un buen consejo...
Por mi parte, confieso que hasta la fecha jamás los imaginé volviendo y ojalá no lo hagan, porque figurita repetida no lleva el álbum. ¿Qué como lo sé? Bueno, eso lo aprendí de la vida.

martes, 26 de abril de 2016

2 + 2 son 4, la tierra es redonda y corta la bocha.

No suelo ser una persona extremista, riendo a buscar el equilibrio, un punto medio. Pero, hay cosas o mejor dicho, situaciones que no ameritan nada más que la pura verdad, hay que ser claro, palo y a la bolsa, como vos lo prefieras llamar.
Dicho esto, no me agradan las comas me gustan los puntos y si son finales, mejor. No tolero las cosas a medias, conversaciones que dicen nada, pero sobre  todo, me hierve la sangre las situaciones inconclusas, de esas que te dejan un regusto amargo como la hiel, el corazón hecho un puño, la mente y el estómago hechos un nudo.
 Generalmente, el antídoto a este gran mal que cada vez es más frecuente en mi vida, es aclarar los tantos de una vez por todas. Sin embargo, ¿que se hace con todo eso que uno, ya sea por la distancia/desinterés/etc. no puede expresarlo?.
 Y es por eso que voy, 2:50 am que no puedo dormir. Me acongoja, no puedo sacudirmelo de encima. Suena fácil decir "ya fue, no me caliento más al pedo" o "no vale la pena enroscarse", pero, cuando se queda clavado en lo más hondo de  uno, ese lugar donde los sentimientos de esa índole quedan archivados en " la bóveda"; ese pequeño cuarto repleto de estantes de pared a pared, techo a piso, una filas de cajas fuerte pulcramente ordenadas descansan guardando celosamente una ínfima cantidad de momentos/personas que alguna vez provocaron daño.
 Esto no quiere decir, que así debe permanecer hasta el fin del ciclo de la vida, sino que permanecen allí, latentes e impolutos esperando el momento en el que estemos listos para sumergirnos en el, arremangarnos y meternos de lleno en la mierda. Porque ya no duele, y con el tiempo a favor y una nueva perspectiva del asunto, es más fácil reconocer que no hay motivo para mantenerlo cautivo, sino que hay que diseccionar el recuerdo y reemplazarlo con la experiencia, para ya no volver a estar en esa posición.
 A menos claro, que seas masoquista, eso lo dejo a tu criterio...